viernes, 1 de marzo de 2013

PARITARIAS 2013: ¡QUE LOS TRABAJADORES DECIDAN!


Las paritarias discuten cada año salarios y condiciones de trabajo en negociaciones donde intervienen tres partes: el Sindicato, las empresas, y el Ministerio de Trabajo.



El comienzo de las negociaciones paritarias 2013 de comercio indica que las patronales y la federación sindical negocian un aumento del 25 por ciento en cuotas. Como lo viene haciendo desde hace años, el gremio se dispone a firmar un acuerdo por debajo de la inflación, que estará cerca del 30%.


La Faecys, federación sindical de comercio, se somete de este modo a la política de “topes salariales” del gobierno, que consiste en poner un techo a los sueldos mientras se permite a los empresarios que aumenten precios y tarifas. Es una política de regimentación estatal sobre el movimiento obrero que tiene otros ejemplos: el aumento por decreto del sueldo docente, y la negativa del ministro Tomada a homologar la paritaria bancaria. En el caso de comercio, el funcionario Guillermo Moreno se ha metido en la paritaria, pero no a favor de los trabajadores sino para desenvolver la orientación del gobierno, o sea imponer el techo salarial dentro de nuestro gremio.


Los techos salariales deben ser rechazados, así como las negociaciones a nuestras espaldas. ¡Que decidan los trabajadores!. Que los cuerpos de delegados convoquen asambleas y que los trabajadores elijamos nuestros propios representantes en la negociación.



No sólo es el salario…

Además de la actualización salarial, las condiciones de trabajo también deben ser objeto de debate en estas paritarias. En los últimos dos años, se han conformado comisiones integradas por dirigentes del sindicato y de las cámaras empresarias para discutir este tema, pero evidentemente esas comisiones no han hecho nada. Algunos dicen que esta vez el sindicato buscará compensar esta negligencia pidiendo un aumento de medio punto de la antigüedad. Pero en un gremio caracterizado por una enorme rotación de personal y donde la antigüedad se encuentra muy mal remunerada, un aumento de estas características sería una burla.


El conjunto del gremio se encuentra absolutamente precarizado en las condiciones de trabajo, como lo demuestran la insalubridad en call centers y cámaras de frío, el trabajo por agencia y la tercerización, y el abuso de la modalidad del período de prueba. Esto
exige un plan de lucha para impedir que las patronales sigan avanzando en la flexibilización laboral, como lo han hecho hasta hoy con la complicidad del gremio.



Por un plan de lucha

A lo largo de 2012, la Faecys rechazó (sin consultar a nadie) participar del paro general de noviembre y de las movilizaciones contra la aprobación de la ley de ART’s y por las asignaciones familiares (peor aún: Cavalieri apoyó la ley empresaria de ART’s). El gobierno nacional, que se jacta de progresista, sostiene su poder en base a alianzas con personajes como Cavalieri y Gerardo Martínez.


El Secla y el Seoca, que habían participado de la movilización del 27 de junio, le dieron sin embargo la espalda al paro general de noviembre. Esto obedece a que sus direcciones tienen todo tipo de lazos con las empresas, y a su alineamiento político con Massa y el peronismo disidente.


Para lograr un aumento salarial que empate a la inflación y derrotar la precarización laboral, Combativos Mercantiles y Telemarketers en Lucha planteamos:



¡Que los trabajadores decidan!: asambleas en los lugares de trabajo y paritarios electos en asamblea.


Aumento del 30% y sin cuotas


Plan de lucha contra la precarización laboral

1 comentario:

Rabin Ban dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.